Valeria y sus 35 días de vida…


La fotografía es al fin y al cabo la única manera de que tus recuerdos perduren en el tiempo, los mantengas de por vida, y tiene la capacidad de sumar mucho más valor cuantos más años van pasando.
De todos es sabido que nuestra especialidad son las bodas y de ahí nos nace esta tendencia también… para aportarle al mundo del bebe ese toque natural, espontáneo y emotivo que caracteriza siempre nuestro estilo.

La fotografía de recién nacido puede tomar muchos caminos aunque quizá los que se vean con mas frecuencia son aquellas rodeadas de preciosos atrezzos y posturas buscadas… no es que no nos gusten pero no acompaña nuestra forma de ver la fotografía.
Nos gusta eso de encontrar la magia en los pequeños detalles, en sus delicadas partes de su cuerpo, en sus gestos y en la combinación piel con piel con sus papás. Apostamos por una fotografía de bebés mas natural, mas realista y esencial.

Nos emociona dejar huella en los primeros días de vuestro bebé, fotografiar su delicadeza y ternura que desprenden en sus primeros días, y os hablo desde el conocimiento, cuando fui madre me di cuenta de lo rápido que pasan las primeras etapas y de la necesidad de inmortalizarlas.